sábado, 2 de abril de 2011

You've come a long way baby

Dicen que la curiosidad es un signo inequívoco de inteligencia
que fomenta las ganas de aprender.
Con o sin inteligencia, tengo la mala costumbre de ser bastante curiosa.
Decidimos llevarla a la práctica haciendo de petits explorateurs.
Una casona abandonada, una cámara de fotos y el anhelo de descubrir
algo de belleza que se nos prenda a fuego la retina.

Este es el resultado.













2 comentarios:

Nelly dijo...

Muy buen resultado.
Menudo cambio! :)

~Mar~ dijo...

Muchas gracias!! ^^.