lunes, 21 de septiembre de 2009

Azul, azul





Ayer fuimos a ver el mar.
Azul... azul...
Más azul que el mar que nunca he conocido,
más azul, si quiera, de como lo recordaba...
y me emocioné mirando el mar,
y pensando que, al fin estoy aquí...
que ya no tendré que marchar.
Y me emocioné, también pensando
en todas las cosas que dejé en otra orilla...
y en lo triste de saber que ya no volverán.

Adaptant-me al meu futur ...

1 comentario:

Amador dijo...

Eres como la vieja sirena, una diosa hecha carne. Y sentimientos... Saladas entrañas, acaricio tus escamas.

Un beso.