miércoles, 2 de septiembre de 2009

Hasta siempre


A una escasa semana de abandonar el nido...
voy aspirando los últimos vapores de este verano,
voy empapándome de las risas, besos y abrazos
de quienes se quedarán aquí cuando me vaya.

Y es que las despedidas duelen demasiado.
Preferiría irme por la puerta de atrás,
sin lágrimas y sin tristeza...
pero siempre llega el momento de decir
hasta luego... nos veremos pronto.

Me voy con un puñado de sueños, esperanzas
e ilusiones...
me voy, porque mi camino se separa aquí...
y se une al de alguien muy especial.

Me voy, porque lo deseo, pero aún así...
duele tanto irse...

Solo espero tener las fuerzas suficientes de
poder miraros a los ojos y deciros que os quiero
de verdad... y que siempre estaréis en mi
corazón... más cerca o más lejos.

Pero siempre aquí...
siempre en mi corazón.