viernes, 17 de julio de 2009

Tic.... tac.


No sé si será este tiempo...
o la cantidad de minutos que me separan de ti,
vivo sumergida en una fracción de segundo que no acaba nunca...
y que hace que los relojes se congelen o derritan a su antojo,
dentro de cada momento que paso en mi.