martes, 28 de julio de 2009

Blablabla...


Últimamente tengo muy abandonado el blog,
no sé si será por el calor, que derrite mis pocas ideas ocurrentes
o la escasez de pensamientos medianamente inteligentes,
el caso es que me apetecería actualizar más a menudo.
No de un modo ritual, como mucha gente hace, más que nada
porque nunca he sido una persona demasiado rutinaria,
pero sí contar todas esas ideas sumergidas en el tintero
de mi día a día.

Sería mejor para mi que esto fuera una medida terapéutica de
desahogo o vaciado de ideas, ya que mi cerebro es pequeño
y se colapsa en seguida con toda la información que voy metiendo en él.
No suelo leer las entradas pasadas, no me considero una ególatra
que se autosatisface con sus ideas personales, para eso prefiero leer la de los demás,
que enriquecen y ayudan a abrir las miras, en vista de que siempre andamos
demasiado ocupados sacando brillo a nuestro propio ombligo.

En definitiva, que me hago la promesa para conmigo misma de escribir más y
más amenudo, que siempre hay cosas que decir, aunque no esté acostumbrada a
expresarme demasiado.
Lo dicho... que prometo volver. Jojojojo.